El divorcio.

  • -
IMG_5480-0.JPG

El divorcio.

Category : Artículos

Cuando ya no existe el interés de continuar con el matrimonio, se debe concluir de forma legal, no basta con solo separarse.

En Jalisco, hay un gran número de cónyuges que solo se separan y no han disuelto su matrimonio, en muchas ocaciones, estos cónyuges ya tienen otras parejas y familias. Estas situaciones, solo complican las relaciones personales y carecen de seguridad respecto de sus bienes, pensión alimenticia y convivencia con los hijos.

En nuestro Estado de Jalisco, existen tres tipos de divorcio, el Administrativo, el Voluntario o Mutuo Consentimiento y el Necesario o Contencioso.

Para que ocurra un divorcio, lo primero es identificar la causa por la que se disolverá el matrimonio.

Son causas de divorcio:

I. La infidelidad sexual;

II. El hecho de que alguno de los cónyuges tenga un hijo, durante el matrimonio, concebido antes de celebrarse éste, con persona diversa a su consorte.

III. La propuesta de un cónyuge para prostituir a su consorte, sea que lo haya hecho directamente o consienta en ello por cualquier causa;

IV. La incitación o la violencia hecha por un cónyuge al otro, para cometer algún delito;

V. Los actos inmorales ejecutados por el marido o la mujer con el fin de corromper a los hijos, tanto los de matrimonio como los de uno solo de los cónyuges, así como la tolerancia en su corrupción.

VI. Padecer alguna enfermedad crónica o incurable que sea además contagiosa o hereditaria, que ponga en peligro la vida del otro cónyuge y que se prolongue por más de dos años;

VII. Padecer enajenación psíquica incurable declarada judicialmente;

VIII. La separación del hogar conyugal por más de seis meses, sin causa justificada;

IX. La separación del hogar conyugal por más de un año sin el consentimiento del otro consorte.

X. La declaración de ausencia legalmente hecha o la de presunción de muerte.

XI. La violencia intrafamiliar, entendida ésta como el maltrato físico o psicológico que infiera un cónyuge a otro o contra sus descendientes, con la intención de dañar, humillar o despreciar al ofendido;

XII. La incompatibilidad de caracteres que haga imposible la vida conyugal.

XIII. La negativa injustificada a dar alimentos al otro cónyuge y a los hijos.

XIV. La acusación calumniosa hecha por un cónyuge contra el otro, por delito que merezca pena mayor de dos años de prisión;

XV. Haber cometido uno de los cónyuges un delito que no sea político y que sea infamante, por el cual tenga que sufrir una pena de prisión mayor de dos años;

XVI. Los hábitos de juego o de embriaguez o el uso indebido y persistente de drogas enervantes, con fines no terapéuticos, cuando amenacen causar la ruina de la familia o constituyan un continuo motivo de desavenencia conyugal;

XVII. Cometer un cónyuge contra la otra persona o los bienes del otro, un delito declarado por sentencia ejecutoria, o bien, un acto que sería punible si se tratara de persona extraña.

XVIII. El mutuo consentimiento; y

XIX. La separación ininterrumpida de los cónyuges por más de dos años, sin causa justificada, cuyo lapso empieza a correr al momento mismo de la separación.

XX. Demandar el divorcio o la ilegitimidad del matrimonio por causas que no justifique o que hayan resultado insuficientes.

Identificando la causa del divorcio, es necesario determinar la forma en que el divorcio se dará, pudiendo ser como ya lo anticipe:

Por mutuo consentimiento ante un Juez. En este tipo de divorcio, los cónyuges se ponen de acuerdo y hacen un convenio, mediante el cual deciden divorciarse, con quien vivirán los hijos (custodia), la convivencia con los hijos, el monto de la pensión alimenticia, la forma de garantizar la pensión alimenticia y la liquidación del patrimonio. Para tramitar por esta vía el divorcio, es necesario presentar un convenio junto con la solicitud de divorcio y que tengan más de un año de casados.

Este divorcio por mutuo consentimiento, también se puede obtener de forma Administrativa, ante un Oficial del Registro Civil. Para optar por este tramite, los cónyuges deben ser mayores de edad, no tener hijos vivos o concebidos dentro de matrimonio, haber liquidado la sociedad conyugal o legal, que tengan más de un año de casados, hacer su solicitud y acudir al Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia, estatal o municipal, con personal de trabajo social con capacitación en terapia de pareja o a cualquier otra institución acreditada, quienes procurarán avenirlos y se les extenderá una constancia que deberá ser entregada al Oficial del Registro Civil.

El divorcio por mutuo consentimiento, también puede llevarse mediante el método alterno, conforme a la Ley de Justicia Alternativa del Estado de Jalisco.

Y por último, el divorcio contencioso; este se da cuando uno de los cónyuges quiere el divorcio y el otro no, ó no es posible ponerse de acuerdo para que el divorcio ocurra. Se debe demandar ante un Juez, quien después de analizar los hechos y las pruebas, decidirá si disuelve el matrimonio.

Comparte éste el artículo a tus amigos y familiares, les resultará útil.

Autor.
Luis Pedroza.
Para que lo legal, sea Justo…